Un Pastor y Un Taxista

Al morir y llegar al cielo un pastor y un taxista, (Quienes habían sido vecinos y amigos en la tierra) son llevados a sus eternas moradas, el pastor ve con asombro como al taxista se le instalaba una casa con piscina, cancha de tenis y toda la cosa! mientras a el se le daba una casa común y corriente.
-¿Señor! pero que es esto? Toda mi vida yo prediqué tu palabra sobre la tierra y mira lo que me haces!
-Cuando tu predicabas yo solo escuchaba gente roncar, pero hubieses visto con qué fervor la gente oraba cuando manejaba este!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *