Sobe Las Aguas

 

“Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe..:”

Hebreos 12:2

 

Hoy quiero compartirte una historia, en Mateo 14 nos cuenta que un día en el ministerio de Jesucristo, luego de un poderoso milagro de multiplicación de alimentos entre 5mil personas, el Señor envía a sus discípulos irse adelante en la barca, y decide alcanzarlos de una manera maravillosa, ¡Caminando sobre las aguas! Wow, que increíble debió ser haber estado allí, y la historia cuenta que Pedro, uno de sus discípulos, al saber que era Él le respondió: “Señor si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas” y Jesús le dijo: “Ven” y acto seguido Pedro mirándolo y creyendo en su palabra, sin pensarlo se fue al agua, y no solo eso, la palabra nos cuenta que !Caminó sobre el agua! como dice en el versículo 29b “…Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.”

Pero mira lo que declara Mateo 14:30-31 “Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! 31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” Pedro quito la vista de Jesús y empezó a mirar las olas que lo golpeaban, el fuerte viento, y empezó a cuestionarse ¿Estoy caminando sobre las aguas?, mira el viento, mira las olas, esto no puede ser, yo no puedo y en ese momento su fe cayo, y la palabra dice que “tuvo miedo”.

En nuestro día a día a veces vivimos algo parecido a lo que vivió Pedro en ese momento, no podemos mantenernos a flote si vemos las circunstancias que nos rodean, nuestras incapacidades, y allí tenemos miedo. Quizás hoy el Señor no te está pidiendo que camines sobre las aguas, pero si sobre una situación difícil, sobre un problema: quizás con tu familia, con tu pareja, tus hijos, una relación rota, un problema económico, soledad, depresión, no importa cuál sea la situación, Dios hoy te dice: Ven, camina sobre esa dificultad, no mires las circunstancias, no miras tus incapacidades, mírame a mí, yo te daré la victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *