Oración de Sanidad

 

Un chico llamó al pastor de la iglesia local para pedirle que viniera a orar por su madre, que había estado muy enferma de una extraña gripe.
El pastor conocía bien a la familia y hace tiempo había notado que la familia estaba asistiendo a otra iglesia.

Así que el pastor le preguntó: “¿No deberías estar pidiéndole al otro pastor que viniera a orar por tu mamá en vez de a mí?”
Y el muchacho respondió: “Sí podría, pero no quiero que se vaya a enfermar de lo que sea que mi mamá tiene”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *