La Libertad (blog)

Nuestro Pan Diario

27 agosto (Nuestro Pan Diario) Cerca y lejos

 

LECTURA:

Mateo 15:7-20

Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; avívame en tu camino.

—Salmo 119:37

 

Todo estaba tranquilo en nuestro jardín. Mientras yo trabajaba sobre la mesa del patio, nuestra perra Maggie yacía junto al césped. Un leve remolino de hojas secas cambió la situación. Maggie se levantó y, en un instante, daba vueltas alrededor de un árbol donde una ardilla se aferraba con firmeza al tronco.

Sigue leyendo

26 agosto (Nuestro Pan Diario) ¿Más viejo o mejor?

 

LECTURA:

2 Corintios 4:16-18

… aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

—2 Corintios 4:16

 

Sabemos que estamos envejeciendo cuando decimos cosas como: «¿Puedes creer lo jóvenes que son esos jugadores profesionales de fútbol?». Y, sin duda, es una señal de vejez cuando ya no preguntamos: «¿Cómo estás?», sino que decimos como sorprendidos: «Oye, ¡qué bien que estás!».

Sigue leyendo

25 agosto (Nuestro Pan Diario) Buscar el sol

 

LECTURA:

Eclesiastés 2:1-11

No […] aparté mi corazón de placer alguno.

—Eclesiastés 2:10

 

Cuando los días son soleados y cálidos, a Diana y a David les encanta andar en sus esquís a chorro en el lago, casi volando por encima de la superficie del agua. Sin embargo, una mañana, el día estaba fresco y bastante nublado, y Diana no podía convencer a su compañero de salir a navegar. Entonces, fue sola. Hacía tanto frío que iba de un lado a otro del lago tratando de mantenerse al sol para calentarse un poco. Sin embargo, cada vez que llegaba a una zona soleada, las nubes se movían y aparecía la sombra. Al darse cuenta de lo inútil y tonto que era buscar el sol, finalmente se rindió, porque no conseguía lo que ella quería.

Sigue leyendo

24 agosto (Nuestro Pan Diario) ¿Estás contento?

 

LECTURA:

Filipenses 4:4-13

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

—1 Tesalonicenses 5:18

 

Una vez, un poeta escribió: «En general, el ser humano es insensato. Cuando hace calor, quiere frío; cuando hace frío, quiere calor. Siempre quiere lo que no está».

¡Qué reflexión inteligente sobre la naturaleza humana! Por eso, cuando leemos en Filipenses 4:11, «… he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación», nos preguntamos: ¿Será posible sentirse así?

Sigue leyendo

23 agosto (Nuestro Pan Diario) Empezar joven

LECTURA:

Proverbios 2

Hijo mío, si recibieres mis palabras, y mis mandamientos guardares dentro de ti, […] entenderás el temor de Jehová.

—Proverbios 2:1,5

 

Addie estaba un poco preocupada. Un domingo, antes de estar todos sentados a la mesa para almorzar, alguien había empezado a comer. Fue entonces que nuestra nieta de tres años dijo: «Todavía no oramos». Le preocupaba que nos olvidáramos de dar gracias.

Sigue leyendo

22 agosto (Nuestro Pan Diario) Fe en la Biblia

 

LECTURA:

2 Pedro 1:3-16

No […] siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.

—2 Pedro 1:16

 

Los libros para niños Las crónicas de Narnia, de C. S. Lewis, simbolizan la verdad cristiana. En El príncipe Caspian, el autor narra la historia de un tirano que usurpó el trono de la tierra encantada de Narnia. Su sobrino menor, el príncipe Caspian, oye sobre el gran rey de Narnia quien había muerto y resucitado para destruir el poder del mal. Su tío descarta el relato porque lo considera un cuento de hadas. Sin embargo, más tarde, el muchacho descubre que la antigua historia es real.

Sigue leyendo

21 agosto (Nuestro Pan Diario) Promesas, promesas

LECTURA: Génesis 12:1-4; 21:1-7

 

Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho.

—Génesis 21:2

 

Cuando la gente dice suspirando: «Promesas, promesas», suele ser porque se ha desilusionado de alguien que no cumplió con su palabra. Cuanto más sucede esto, mayor es la tristeza y más profundo el suspiro.

¿Alguna vez te pareció que Dios no cumple Sus promesas? Con el tiempo, esta actitud puede instalarse de manera sutil.

Sigue leyendo

20 agosto (Nuestro Pan Diario) Hora de crecer

LECTURA:

1 Corintios 3:1-17

 

De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.

—1 Corintios 3:1

 

Mientras miraba algunas tarjetas de cumpleaños en una tienda de regalos, encontré una que me hizo reír. El mensaje decía: «Sólo eres joven una vez, pero puedes ser inmaduro siempre». Esa tarjeta estimuló mi sentido del humor. No tener que crecer posee cierto atractivo, como puede atestiguar todo admirador de Peter Pan.

Sigue leyendo

19 agosto (Nuestro Pan Diario) La mascota de Mozart

 

LECTURA:

Salmo 104:1-13

 

… las aves de los cielos; cantan entre las ramas.

—Salmo 104:12

 

Mozart es considerado un genio de la composición musical. En una ocasión, aun el canto de un ave lo inspiró. Tenía de mascota un estornino cuyo canto le fascinaba tanto que, según dicen algunos, escribió una pieza musical basada en la melodía que escuchaba en su gorjeo.

Sigue leyendo

18 agosto (Nuestro Pan Dirio) Rutina rutinaria

 

LECTURA:

Daniel 6:1-10

 

Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado.

—Salmo 143:8

 

El verano es mi estación favorita. Me encantan los días tranquilos cuando puedo dejar de lado algunas de mis rutinas sin sentirme culpable. Hacer cosas nuevas, visitar lugares desconocidos y darme tiempo para recorrer «circuitos turísticos» me renuevan el espíritu y me dan más entusiasmo para vivir y para trabajar.

Sin embargo, el verano también puede ser una época peligrosa porque da lugar a abandonar buenos hábitos. Ciertas rutinas son buenas, ya que aumentan nuestra eficacia y aseguran que las cosas importantes se concreten. Después de todo, debemos tener horarios y lugares determinados para ciertas actividades; de lo contrario, el mundo sería un caos. La creación está diseñada para funcionar en forma ordenada y, como parte de ella, nosotros también. Necesitamos comer y dormir a intervalos sistemáticos.

A veces, oímos advertencias legítimas en contra de permitir que una rutina se convierta en algo rutinario. No obstante, la Biblia indica que es bueno establecer horarios para ciertas cosas. David señaló que, para él, la mañana era el momento propicio para alabar a Dios y pedirle Su dirección (Salmos 5:3; 143:8). Daniel oraba tres veces por día y ni siquiera la amenaza de muerte le hizo cambiar su rutina.

Mientras disfrutamos días de esparcimiento, no debemos descuidar el pasar tiempo con Dios. Saborear el alimento espiritual es una rutina para todas las estaciones.

Los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas. —Isaías 40:31

 

marzo 2015
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Temas
Suscribete
Fecha Publicación
marzo 2015
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031